I. Mujer versus Hombre

Jun 7, 2020Reflexión

El título sugiere inmediatamente un antagonismo casi a nivel de conflicto, entendido también como el anuncio de una pelea: Mujer versus Hombre. Poner  Mujer primero, no es precisamente un acto de caballerosidad, ni de respeto al movimiento feminista que tiene como objetivo, la búsqueda de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Es, como veremos,  por el verdadero sentido de versus.

Feminismo

Resulta interesante notar que el movimiento de algunas mujeres se denomina feminista, pero designan algunos comportamientos del hombre como machismo, no como masculinismo. A mi entender, fortaleciendo la aparente tesis del versus, haciendo uso de un lenguaje que más que diferenciar, denosta. Es casi ofensivo porque macho define al animal de sexo masculino.
Entendemos que los antónimos serían: hombre-mujer, masculino-femenino, macho-hembra pero, no se nos podría pasar por la mente designar al movimiento feminista como al de las hembras. La discusión estaría perdida.

Versus no es contra, aunque este sentido es el que le dio el idioma inglés y que se ha universalizado, pero en su etimología del latín significa “hacia”. Entonces hemos titulado esta reflexión: Mujer hacia el Hombre. Ese es el verdadero sentido del feminismo; propender hacia el hombre en términos de derechos; aunque hay quienes pretenden ir más allá de los derechos laborales, sociales o políticos, extremando el concepto de igualdad.

Seria relativamente sencillo encontrar el origen de estas desigualdades entre los sexos en el plano eminentemente antropológico, sociológico, histórico, evolucionista. Muy probablemente encontraría incluso las justificaciones que forjaron estas diferencias genéricas, pero las buscaré en otra fuente.

La Biblia

Recurro a la Biblia porque no participó de la idea de que este machismo sea resabio de comportamientos primitivos de los que no hemos logrado una evolución plena. Creo que fue Dios quien trajo a la existencia al hombre y a la mujer como seres perfectos, dotados de facultades muy superiores a las que tenemos hoy. En mi opinión hemos involucionado.

Considerando el relato del libro del Génesis como verídico, según la validación que Jesús mismo hace de él, así como de todo el Antiguo Testamento, buscaré este versus, bajo la premisa que nadie más justo, ecuánime, anti machista o feminista que el Dios Creador.

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios los creó; varón y hembra los creó. (Génesis 1:26, 27)

Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios para señorear, administrar, sobre todos los otros seres y, distintos: varón y hembra. Estos pasajes no abundan en mayores detalles, como el significado de los términos;  imagen y semejanza. Probablemente indiquen algún parecido de las criaturas con el creador, pero claramente, varón y hembra. Una diferencia sexual, que se hace explícita sólo con el humano, no obstante  ser evidente también en los animales.

En el segundo capítulo, encontramos alguna información adicional sobre la creación de nuestros primeros padres; como que fue Él quien formó morfológicamente a Adán. Según escribe Moisés en el poético libro de Job: “acuérdate que como a barro me diste forma” (Job 19:9)

Reconforta pensar que somos obra del Dios mismo, no el resultado de la casualidad o del ensayo y error de millones de años. El funcionamiento de los ciclos de este planeta, del desconocido cerebro humano, de los sistemas de nuestro organismo tan armónicamente sincronizados, que los nutrientes que precisamos se encuentren en la naturaleza, un solo centímetro de piel, una sola célula, hablan de la perfección creadora de Dios, aún cuando no se pueda probar.

Lo probado científicamente,  es que estamos constituidos de los elementos químicos contenidos en el polvo de la tierra. Particularmente en la historia de Adán, porque el relato dice que al considerar que no era bueno que el hombre estuviera solo, Dios hizo caer en sueño profundo a Adán, hizo una incisión, sacó una costilla y suturó la herida. De la costilla extraída, hizo a Eva.

Distintos

Como una forma de fundamentar la igualdad entre los sexos, y casi pretendiendo explicar a Dios, he escuchado decir, y yo mismo alguna vez lo repetí como argumento, que no la hizo de un hueso de la cabeza, para que no fuese superior al hombre, ni de un hueso del pie, para que no fuese inferior, sino de una costilla, para que estuviese a su lado, como un igual; pero, el hecho concreto es que fue creada de un hueso de Adán.

Por otra parte, al momento de crear  a Eva, “dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.” (Génesis 2:18). Se entiende en una primera lectura, que el hombre necesitaba compañía, y una ayudante capacitada. Es casi ofensiva esta lectura y daría lugar a pensar en un Dios machista.

Intentando otra lectura más igualitaria de esta concepción tan discriminatoria, estudié en otras versiones de la Biblia la expresión “ayuda idónea” pero, en las distintas traducciones en español, igles, francés, hebreo, se traduce como: ayuda adecuada, ayuda a su medida, ayuda proporcionada, ayuda semejante a él, en fin nada muy diferente.

En otra mirada, sin ninguna pretensión argumentativa, diré que Dios no creo a Eva de la tierra en bruto, sino de un elemento más refinado que el barro, pero constituido de los mismos elementos esenciales, dándole por ello, mayor  valor y delicadeza, quizás para hacer sentir al hombre responsable de su cuidado, de su protección como parte de él, así como él parte de ella.

La creó porque no era bueno que el hombre estuviese solo, porque el hombre, no sólo no puede estar solo, no puede ser solo, necesita ayuda. Esta última palabra, no tiene otra connotación y no gusta porque supone que alguien que es ayudante  está en algún grado de inferioridad.
No es así en lo absoluto. El concepto de idoneidad al menos lo iguala, pero, Aquel que está por sobre todos nosotros, que el el objeto de nuestra adoración; el Dios Supremo, es nuestro Ayudador.
Lejos, debe ser la expresión más utilizada en nuestras oraciones: “ayúdame, Señor”. No hay tal inferioridad, todo lo contrario. Hay diferencias lamentables, que existen y que serán objeto de otra reflexión.

La diferenciación no es solo sexual, se manifiesta en todos los aspectos de la vida, si bien, ambos  fueron dotados de facultades físicas, intelectuales, sociales y espirituales, están son diferentes en su concepción y expresión.

Así entonces, no hay atisbo de discriminación,  de superioridad o inferioridad de un género por sobre el otro. Solo se remarca y enfatiza la creación de dos seres interdependientes, complementarios pero distintos.

 

 

 

 

Un libro de orientación espiritual que nos permite aprender de aspectos teológicos y religiosos muchas veces desconocidos, tergiversados e incluso olvidados. Si bien sus enseñanzas están fundadas principalmente en la Biblia, no tiene un objetivo proselitista, ni busca ser una apología de las enseñanzas de las Escrituras. Así, pretende contribuir a conocer aspectos espirituales reales de la vida diaria, que produzcan paz interior.

Disponible en Amazon en formato físico con envío a todo el mundo y en iBooks en formato electrónico.

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Hombre versus mujer leprosario.com - Desde el Leprosario - […] en la primera parte de este tema, que la preposición versus, en su origen, no hace referencia a una…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + quince =

Un libro de orientación espiritual que nos permite aprender de aspectos teológicos y religiosos muchas veces desconocidos, tergiversados e incluso olvidados. Si bien sus enseñanzas están fundadas principalmente en la Biblia, no tiene un objetivo proselitista, ni busca ser una apología de las enseñanzas de las Escrituras. Así, pretende contribuir a conocer aspectos espirituales reales de la vida diaria, que produzcan paz interior.

Disponible en Amazon en formato físico con envío a todo el mundo y en iBooks en formato electrónico.

Artículos relacionados

¿Habrá realmente un juicio?

¿Habrá realmente un juicio?

  Recuerdo nítidamente imágenes ilustrativas de lo que sería un juicio celestial. Se mostraba al individuo juzgado frente a un gran trono. Detrás de ese trono, dos majestuosas y enormes tablas con los Diez Mandamientos. Era realmente intimidante, más bien...

Jesús es Lucifer

Jesús es Lucifer

He hecho mención en otras reflexiones de un personaje nefasto, del enemigo que se esfuerza por alejarnos de Dios; es momento que le dedique las siguientes líneas para conocer lo que las Escrituras dicen de él y de sus propósitos. Me refiero a Satanás. Este ser habría...

Descubre tu ángel de la guarda

Descubre tu ángel de la guarda

“Ángel de mi guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día”. Así comienza un popular rezo católico que data del año mil ciento once aproximadamente. No es una oración, porque es sabido que la oración es la acción de comunicarse con Dios. La creencia...

Pin It on Pinterest