La Gallareta

Dic 27, 2020Maravillas de la Creación

La gallareta es una hermosa ave acuática, clasificada así, no sólo porque chapotea o nada en el agua, sino por ocupar ambientes hídricos para vivir y porque, además, al igual que otras especies, tiene la característica de poder caminar por sobre el agua. Para levantar el vuelo, agita enérgicamente sus alas y sus patas hasta conseguir suficiente velocidad para elevarse. 

Esta ave habita en el norte y sur de América. Aunque se cree que es propia de Sudamérica.  Se la puede encontrar en el sudoeste de Brasil, Ecuador, Uruguay, Chile, Paraguay Bolivia y Argentina. Incluso puede ser hallada en territorios tan australes como las islas Malvinas.

La gallareta o Tagua, tiene los dedos de sus patas excepcionalmente grandes, con membranas lobuladas alrededor de cada uno de sus dedos. Sus uñas son también de gran longitud, lo que le permite distribuir mejor su peso y mantener el equilibrio, pudiendo así caminar sobre un tapiz de plantas flotantes sin hundirse. De allí que se diga que la gallareta camina sobre el agua.

Los que sí caminaron sobre las  aguas, sin ninguna alfombra flotante de plantas, fueron Jesús y su discípulo Pedro. El hecho es relatado por el evangelistas Mateo, quien  cuenta que después de haber alimentado a una multitud; los discípulos subieron a una barca para ir a Capernaum, pero Jesús se quedó en un monte a orar.

Cuando la barca ya había avanzado unos seis kilómetros de la costa internándose en el mar de Galilea, conocido también como el lago de Tiberiades; eran ya más de las cuatro de la mañana, estando oscuro, se levantó un fuerte viento con un oleaje embravecido. Los discípulos ven a alguien acercarse a la barca en medio del mar. Pescadores avezados, jamás habían visto algo semejante. ¡Un fantasma! Gritaron, invadidos por el miedo. Quien sino un fantasma podría caminar sobre el agua. 

Entonces escucharon una voz conocida: “¡Tened ánimo; ¡yo soy, no temáis!” Cuantas veces en medio de las tormentas de la vida, Jesús nos ha dicho las mismas palabras, pero la angustia, los temores, nos han impedido reconocerlo. “YO SOY”, el gran Yo Soy; Jesús, el que decía Yo soy la luz, yo soy el camino la verdad y la vida, yo soy el pan, en fin; el que puede satisfacer todas las necesidades humanas, se hacía presente.

La gallareta puede caminar sobre el agua porque es un ave acuática, ¿Jesús podía caminar sobre el mar porque era Dios? Obviamente no; todo lo que Jesús hizo en esta tierra pudo ser realizado por seres humanos; desde resucitar muertos, sanar enfermos, hasta caminar en el agua. Pedro no era Dios y camino sobre el agua también. Cuando reconoció a Jesús, le pidió al Señor que le dejase caminar sobre las aguas:

“Y le dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús” (Mateo 14:29)

Un ser humano, común y corriente (sin pretender ofender al apóstol Pedro) ¡camino sobre las aguas! “Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! (Mateo 14:30). Jesús extendió su mano, lo tomo y le dijo: “Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?”

Jesús estaba ahí, sin embargo, el recio movimiento de las olas y el fuerte viento no cesaban.  Pedro reparó en ello, lo invadió el miedo; pero finalmente, La respuesta a la pregunta que le hace a Pedro, la da el mismo Jesús: Hombre de poca confianza.

Con posterioridad a la ascensión de Jesús; cuando Tabita enfermó y murió, fue Pedro quien oró y ella resucitó. Fue Pedro quien le dijo a un paralítico: “No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.” (Hechos 3:6) y el hombre sanó. Es el mismo Pedro que mientras confió en su Maestro, pudo caminar sobres las aguas. 

La duda trae desconfianza, pero no hay motivo para dudar del Señor. La confianza en Él nos permitirá hacer todo cuanto el nos pida, o cuanto nosotros con confianza le pidamos.

Un libro de orientación espiritual que nos permite aprender de aspectos teológicos y religiosos muchas veces desconocidos, tergiversados e incluso olvidados. Si bien sus enseñanzas están fundadas principalmente en la Biblia, no tiene un objetivo proselitista, ni busca ser una apología de las enseñanzas de las Escrituras. Así, pretende contribuir a conocer aspectos espirituales reales de la vida diaria, que produzcan paz interior.

Disponible en Amazon en formato físico con envío a todo el mundo y en iBooks en formato electrónico.

3 Comentarios

  1. Janet

    Muy buena reflexión… Creer y confiar son dos cosas distintas y lo determina la duda

    Responder
    • Janet Sofia Rodriguez Villafan

      Gracias por tu comentario Janet, comparto tu apreciación

      Responder
    • Janet Rodriguez Villafán

      Janet, gracias por tu comentario. Lo comparto

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =

Un libro de orientación espiritual que nos permite aprender de aspectos teológicos y religiosos muchas veces desconocidos, tergiversados e incluso olvidados. Si bien sus enseñanzas están fundadas principalmente en la Biblia, no tiene un objetivo proselitista, ni busca ser una apología de las enseñanzas de las Escrituras. Así, pretende contribuir a conocer aspectos espirituales reales de la vida diaria, que produzcan paz interior.

Disponible en Amazon en formato físico con envío a todo el mundo y en iBooks en formato electrónico.

Artículos relacionados

El águila

El águila

El águila es conocida en todo el mundo como símbolo de varios países. Entre ellos se encuentran Austria, Alemania y los Estados Unidos. Algunos han tratado de desacreditarla calificándola de depredadora y a veces de fanfarrona y ladrona. Pues bien, ¿no somos todos a...

Seguidores de ciegos

Seguidores de ciegos

En los tiempos bíblicos la gente dependía del, cultivo del suelo para su sostén. La persona que trabajaba persistentemente y confiaba en Dios, siempre vivía satisfecha. Pero entonces, como ahora, había quienes pensaban que habían descubierto la manera de hacerse ricos...

Monos ciudadanos

Monos ciudadanos

En la India, algunos de los monos que normalmente viven en la selva han cambiado por completo su forma de vivir. Su nueva vida está constituida por los techos de los viejos edificios de las aldeas, los pueblos y las ciudades Los monos que viven en las ciudades son,...

Pin It on Pinterest