Un buen vino

Jun 27, 2020Salud

Para algunas personas, no pocas, todos los vinos son buenos. Para otros un buen vino debería ser el que en el año 2018 fue subastado en más de medio millón de dólares. Pero no necesariamente un vino caro es el mejor. He sabido que los hay no tan caros y muy buenos.

El fruto de la vid

Los vinos pueden diferenciarse por el color: blanco, rosado o tinto, que son las tonalidades que heredan de las uvas. Por su envejecimiento, que va desde el vino joven; que se está bebiendo al año de producido, hasta el gran reserva, cuyo período de guarda supera los cinco años.

Para ser nominado un buen vino,éste debe tener determinadas características, comenzando por el envase. Según los que saben, debe ser de vidrio, de un color específico, dependiendo del contenido. La tapa del envase, no es menos importante. En algo influirá si es rosca, plástico o corcho.

Como sobre gustos no hay nada escrito, Están los que consideran un buen vino al que viene en caja de cartón. Argumentan que el líquido está cubierto en aluminio, sin luz y herméticamente sellado, lo que favorece su preservación.

Otras determinantes más propias de la calidad, serían atribuibles a la cepa, que es en esencia, el tronco de la vid. Definirá las variedades veníferas. Cada cepa le da al vino su carácter varietal, vale decir, sus cualidades organolépticas como aroma,sabor, textura.

Las llamadas cepas tintas son: Cabernet Sauvignon, Carmenere, Merlot, Malbec, Syrah y Pinot Noir. Las blancas: Sauvignon blanc y Chardonnay. Las características pueden ser muy diferentes en una misma cepa, dependiendo del Valle, región o país en que se desarrolle.

Ignoro si hay algún otro artículo  alimenticio o alguna otra bebida, que reúna  tan amplia gama de factores y elementos asociados a un producto, como el vino.

Además de todo lo dicho, esta milenaria bebida, forja por sí sola, profesiones u oficios como son los enólogos, sommelier, catadores, viticultores, y toda una terminología técnica que llega hasta la Cava. Nombre que recibe la bodega donde se guarda el vino.

En el antiguo testamento

A estas alturas me parece casi insólito hacer la pregunta:¿Podemos beber vino? Aunque no lo crea, la pregunta es absolutamente pertinente, particular y exclusivamente en el ámbito religioso. En muchas iglesias está prohibido su consumo. En otros entornos, se lo llena de virtudes y propiedades benéficas, hasta en el de la salud.

En la Biblia el vino aparece ya en sus primeras páginas y muy tempranamente en la historia de la humanidad. La Escritura señala que después del diluvio, Noé comenzó a labrar la tierra y plantó una viña.

Posteriormente bebiendo de su fruto, se embriagó. No voy a juzgar a Noé suponiendo que fue la viña  lo primero que plantó, ni por su embriaguez, pero evidentemente en la era antediluviana, esta bebida ya era consumida.

El tipo de Jesús en la época patriarcal, Melquisedec, para su encuentro con Abraham, llevaba pan y vino. En aquellos tiempos en envase de cuero. Así podríamos seguir una ruta del vino por el Antiguo Testamento, hasta llegar al Nuevo Testamento y encontrarlo relacionado con el antitipo.

En el nuevo testamento

AsÍ como para algunas personas resulta odioso reconocer que Jesús  comió productos de origen animal como cordero y pescado, no imagino que dirían del Maestro bebiendo vino. Pero, bebió. Prueba de ello son sus palabras en la última cena:

”…No beberé mas de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre” (Mateo 22:29)

El primer milagro del Mesías registrado en la Biblia, está íntimamente relacionado con esta bebida alcoholica. Habiendo sido invitado junto con sus discípulos  a las bodas de Caná, su madre se le acerca para decirle que se había terminado el vino, como pidiéndole que hiciera algo.

Jesús lo hizo. Convirtiendo la saludable, pura y cristalina agua, en vino. Según el relato que abunda en detalles, el vino resultado de la transformación, era de mejor calidad que el que habían estado bebiendo.

Esta es una experiencia que confunde a los enemigos de este brebaje, porque no hay duda que no era jugo de uva recién exprimido, o alguna otra bebida analcoholica. Era vino y como dijimos, un buen vino.

En la última cena

Al final de su ministerio en esta tierra, Jesús se reúne con sus discípulos para celebrar la Pascua. Una fiesta del judaísmo que conmemoraba su liberación de la esclavitud.

Se reunían como familia y comían un cordero con pan sin levadura y hierbas amargas. En esa ocasión el Maestro quiso rememorar el hecho con sus discípulos.

La ocasión se conoce como la Santa o la última Cena. Lo extraordinario es que el Señor hace propicio el momento para instaurar un nuevo rito llamado la Eucaristía, Comunión, o Santa Cena. Los elementos fundamentales son pan y vino, símbolos de su cuerpo y su sangre respectivamente.

Como celebraban la Pascua, seguramente el pan utilizado fue el mismo pan sin levadura. La levadura es símbolo del pecado. Pero el fruto de la vid, como es llamado el vino, no era parte de esa ceremonia. Es el elemento nuevo que representará su sangre derramada por nosotros.

Virtudes y vicio

Tratar de probar con la Biblia que el vino es malo, es como intentar probar con la ciencia que la tierra es plana. Teológicamente no hay elementos para sostener una tesis así. Más aún sabiendo que no hay nada intrínsecamente malo, excepto el hombre y nada intrínsecamente bueno, excepto Dios.

No hay texto alguno en la Biblia que condene al vino. Lo qué hay es rechazo, desaprobación condena a la embriaguez, a beberlo en exceso.

No mires al vino cuando rojea,

Cuando resplandece su color en la copa.

Se entra suavemente; Más al fin

Como serpiente morderá.

Y como áspid dará dolor.

Usar un verso como el citado para argumentar que el vino no debería beberse no es correcto por ser poesía y porque además, en su introducción se estipula que es para los que “se detienen mucho en el vino”. (Proverbios 23:30) Confirmando que el problema es el abuso.

Salomón  dice: Bebe tú vino con alegre corazón, dáselo al de amargado ánimo. David el salmista dirá que el vino alegra el corazón del hombre. El buen samaritano lo uso para sanar heridas. Pablo, el apóstol, lo recomienda a Timoteo para su estómago.

El profeta Isaías dice que el Señor hará un banquete con vinos refinados, y creo será cuando, junto a Jesús, lo bebamos nuevo, en la Cena de las bodas del Cordero, en el reino de mi Padre.

 

 

 

 

 

 

 

Un libro de orientación espiritual que nos permite aprender de aspectos teológicos y religiosos muchas veces desconocidos, tergiversados e incluso olvidados. Si bien sus enseñanzas están fundadas principalmente en la Biblia, no tiene un objetivo proselitista, ni busca ser una apología de las enseñanzas de las Escrituras. Así, pretende contribuir a conocer aspectos espirituales reales de la vida diaria, que produzcan paz interior.

Disponible en Amazon en formato físico con envío a todo el mundo y en iBooks en formato electrónico.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 20 =

Un libro de orientación espiritual que nos permite aprender de aspectos teológicos y religiosos muchas veces desconocidos, tergiversados e incluso olvidados. Si bien sus enseñanzas están fundadas principalmente en la Biblia, no tiene un objetivo proselitista, ni busca ser una apología de las enseñanzas de las Escrituras. Así, pretende contribuir a conocer aspectos espirituales reales de la vida diaria, que produzcan paz interior.

Disponible en Amazon en formato físico con envío a todo el mundo y en iBooks en formato electrónico.

Artículos relacionados

Un cerdo en la oscuridad

Un cerdo en la oscuridad

El misionero debía realizar su primera visita a poblados rurales del árido desierto de la región de Tarapacá en el norte de Chile; donde había sido enviado. No obstante la aridez de esa gran zona desértica, hay parajes  bellísimos, como el oasis de Pica poseedor de...

La mejor dieta alimenticia

La mejor dieta alimenticia

Los parlamentarios de mi país deben ser de los pocos que les resulta agradable la palabra “dieta” porque para ellos es una asignación monetaria, que a diferencia de las dietas nutricionales, es suculenta. Esta podría ser la mejor dieta alimenticia,  pero no es así....

Conspiración y virus

Conspiración y virus

  A raíz de la pandemia del virus que nos preocupa, han surgido algunas ideas de conspirativas.Nada nuevo, ocurre ante cualquier evento, especialmente si es de connotación mundial, como la caída de la torres gemelas, el hombre en la luna, y ahora, una pandemia....

Pin It on Pinterest