El pájaro campana

Nov 11, 2019Maravillas de la Creación

«De todas las extrañas historias que nos llegan de las selvas sudamericanas, la del misterioso pájaro campana es una de las más pavorosas. Conocido por su canto que imita perfectamente el sonido de una campana, se dice que este casi invisible fantasma de la selva ha conducido a más de un viajero a la misma muerte.

Los pájaros campana viven solamente en América Central y en Sudamérica. Hacen sus nidos en los huecos de los troncos, y se alimentan con la fruta que abunda en la selva. Casi invisibles, puesto que habitan en los rincones más profundos de la selva tropical, donde llueve mucho, los indígenas les temen porque piensan que poseen poderes malignos. Esta superstición, sin embargo, no carece totalmente de base, en vista del extraño y atrayente canto de este pájaro.

El poder del canto de esta misteriosa ave es inexplicable. Afecta a los que saben que se trata de un pájaro, pero la víctima es por lo general una persona que se ha perdido y que trata ansiosamente de salir de la selva. Una campana distante le habla de civilización, donde no existirá el peligro de los cazadores de cabezas o de las bestias salvajes. Siempre oye oye el tañido de esa campana a la distancia o detrás de él. Empieza a caminar trazando grandes círculos, sin darse cuenta de ello.

Pronto la razón se desequilibra y el único pensamiento que llena su mente es tratar de llegar al lugar donde suena la campana. Cada fibra de su ser se orienta hacia esa meta engañosa. Finalmente el desesperado queda por completo a Merced de la selva.

A veces pareciera que nosotros también nos sentimos irresistiblemente atraídos por campanas fantasmas. Este «metal que resuena» y ese «címbalo que retiñe» nos inducen a penetrar más profundamente en las tinieblas de la selva de la vida.

Seremos sabios si pesamos cuidadosamente cada uno de los encantos de la existencia para verificar adónde nos conducirán con el tiempo.»

Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. (1 Cor. 13:1)

Windows on God’s Word. Santiago A. Tucker. 1975.

 

Un libro de orientación espiritual que nos permite aprender de aspectos teológicos y religiosos muchas veces desconocidos, tergiversados e incluso olvidados. Si bien sus enseñanzas están fundadas principalmente en la Biblia, no tiene un objetivo proselitista, ni busca ser una apología de las enseñanzas de las Escrituras. Así, pretende contribuir a conocer aspectos espirituales reales de la vida diaria, que produzcan paz interior.

Disponible en Amazon en formato físico con envío a todo el mundo y en iBooks en formato electrónico.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 4 =

Un libro de orientación espiritual que nos permite aprender de aspectos teológicos y religiosos muchas veces desconocidos, tergiversados e incluso olvidados. Si bien sus enseñanzas están fundadas principalmente en la Biblia, no tiene un objetivo proselitista, ni busca ser una apología de las enseñanzas de las Escrituras. Así, pretende contribuir a conocer aspectos espirituales reales de la vida diaria, que produzcan paz interior.

Disponible en Amazon en formato físico con envío a todo el mundo y en iBooks en formato electrónico.

Artículos relacionados

La Gallareta

La Gallareta

La gallareta es una hermosa ave acuática, clasificada así, no sólo porque chapotea o nada en el agua, sino por ocupar ambientes hídricos para vivir y porque, además, al igual que otras especies, tiene la característica de poder caminar por sobre el agua. Para levantar...

El águila

El águila

El águila es conocida en todo el mundo como símbolo de varios países. Entre ellos se encuentran Austria, Alemania y los Estados Unidos. Algunos han tratado de desacreditarla calificándola de depredadora y a veces de fanfarrona y ladrona. Pues bien, ¿no somos todos a...

Seguidores de ciegos

Seguidores de ciegos

En los tiempos bíblicos la gente dependía del, cultivo del suelo para su sostén. La persona que trabajaba persistentemente y confiaba en Dios, siempre vivía satisfecha. Pero entonces, como ahora, había quienes pensaban que habían descubierto la manera de hacerse ricos...

Pin It on Pinterest